4 BENEFICIOS DE LA MUSICOTERAPIA

4 Beneficios de la Musicoterapia

 

*Si prefieres escuchar este contenido puedes entrar en mi canal de Podcast y reproducirlo desde cualquier dispositivo electrónico.

 

Los beneficios de un proceso musicoterapéutico son muchos, y afecta en diversos niveles de la salud del ser humano.

Los musicoterapeutas no hacemos magia, la clave está en el proceso mantenido en el tiempo, proceso en el cual están presentes la música, el paciente y el musicoterapeuta. Aquí te cuento alguno de los beneficios de la musicoterapia.

 

Existen diferentes niveles en los que este tratamiento logra influir:

 

Nivel Cognitivo:

Este engloba todos los procesos mentales centrados en gestionar la información externa e interna para adaptarse a las nuevas situaciones y poder afrontar los retos que va ofreciendo la vida cotidiana.

Aquí entran en juego las llamadas funciones cognitivas que son: la memoria, lenguaje, la atención, planificación, orientación, organización, etc.

Todos estos procesos se interrelacionan permanentemente, es decir que no funcionan de forma aislada. ¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo: para poder retener en la memoria un número de teléfono, necesitamos prestar atención a la persona que nos está diciendo el número.

Las habilidades cognitivas nos permiten llevar a cabo cualquier tarea, por ello las utilizamos continuamente para aprender, recordar información, mantener la atención, planificar un día, organizar, reconocer sonidos, procesar diferentes estímulos, hacer cálculos, o representar mentalmente un objeto.

Las funciones cognitivas que se requieren para el procesamiento de la música favorecen el desarrollo de la memoria, atención, organización y planificación.

 

Nivel de comunicación y lenguaje:

Aquí entran en juego la expresión y comprensión, que es lo que nos permite estar adaptados en el contexto social y cultural al cual vivimos. La comunicación se lleva a cabo de forma verbal (que es el lenguaje) y no verbal (mediante gestos)

Suele pasar que, en adultos mayores, producto de alguna patología, este nivel puede estar afectado por lo que se dificulta la comunicación y por lo tanto afecta también la esfera social.

En musicoterapia una de las herramientas que utilizamos es la voz y a través de la creación, improvisación y canto de canciones se promueven el desarrollo, construcción y rehabilitación del lenguaje. Y realizando este proceso con otro, de forma conjunta facilita la escucha, la socialización y la intencionalidad comunicativa.

 

Nivel psicomotriz:

Es aquello que nos permite explorar el entorno físico, social y satisfacer las necesidades vitales. Movernos, tomar un objeto, mantener el equilibrio y la coordinación.

Hacer música, incluyendo cantar, tocar instrumentos musicales o bailar implica mecanismos de diversas regiones cerebrales relacionadas con el área motriz.

Hay diversas investigaciones que avalan el uso de patrones rítmicos para facilitar y organizar el desempeño motor, Esto trasladado a un espacio terapéutico puede estar dirigido a la rehabilitación motora, para el aprendizaje y entrenamiento de movimientos funcionales.

 

Nivel socio emocional:

Aquí se encuentran las herramientas que permiten a las personas poder entender y regular sus propias emociones, sentir y mostrar empatía por los demás, establecer y desarrollar relaciones, poder  tomar decisiones, así como definir y alcanzar metas personales.

A través de la música podemos evocar recuerdos, transmitir mensajes y facilitar la expresión de sentimientos.

Cada uno de nosotros contiene una identidad musical única, que está basada en las experiencias y emociones que ha transitado, y esto se expresa a través de las experiencias sonoro-musicales.

Estos son algunos de los beneficios de la musicoterapia, solo algunos. Desde musicoterapia vamos a buscar el bienestar general del ser humano basándonos en estas áreas para plantearnos los objetivos hacia los cuales dirigir las intervenciones para cada paciente en particular.